Un restaurante Israelí propone degustar el pollo de laboratorio, una “revolución alimentaria”

Un restaurante israelí cercano a Tel Aviv sirve pollo fabricado en un laboratorio, presentado como un producto ecológico que puede responder a la creciente demanda alimentaria. En la planta baja de un edificio sin pretensiones en Ness Ziona, en el centro de Israel, el restaurante «El pollo» sirve hamburguesas en un marco original puesto que, del otro lado de la elegante sala con luz tamizada, los comensales ven, a través de ventanales, el laboratorio donde los técnicos trabajan detrás de grandes tanques de acero inoxidable. «Es la primera vez en el mundo que se puede degustar carne cultivada en laboratorio mientras se observa su proceso de producción», comenta entusiasmado Ido Savir, director de la empresa SuperMeat. Al final del proceso, el líquido se retira del reactor de donde se recoge la carne artificial.

«Si no lo supiera, creería que es una hamburguesa de pollo como cualquier otra», explica esta mujer de Tel Aviv. En diciembre se había servido pollo artificial en un restaurante de Singapur.

Recurso de imagen: «Freepik»

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search