Maduro detiene a dos periodistas y dos activistas en pleno conflicto armado en Apure

La Guardia Nacional Bolivariana (GNB) detuvo el miércoles a dos periodistas y dos activistas de derechos humanos en el estado venezolano de Apure, fronterizo con Colombia, a donde se habían trasladado para informar sobre el conflicto armado que inició el pasado 21 de marzo entre varios grupos disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). A los corresponsales de NTNT24 les habrían obligado a borrar el material audiovisual recopilado, y desde las 17 horas (23.00 hora española) se perdió comunicación con Rafael Hernández y Luis Gonzalo Pérez, según informó el medio, que tiene una oficina en Caracas, y cuyo contenido está disponible en Venezuela a través de internet.

Los periodistas venezolanos, que trabajan para la televisión colombiana NTN24, viajaron desde Caracas al lugar para cubrir los combates armados. Mientras que Juan Carlos Salazar y Diógenes Tirado, pertenecen al equipo de Fundaredes y se encontraban en Apure haciendo seguimiento a la situación. Todos quedaron detenidos por supuestos funcionarios de la Guardia Nacional.

Rápidamente, los trabajadores de la prensa comenzaron con una campaña masivaa través de Twitter para denunciar la detención arbitraria de los cuatro hombres, y han recordado que el trabajo de la prensa durante conflictos armados está amparado en el Derecho Internacional Humanitario. La denuncia por las redes sociales llegó a cuentas del Ministerio Público y también a las de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos, Michelle Bachelet; la de Human Right Watch y la OEA.

Sin comunicación

En un comunicado Fundaredes denunció que perdieron la completa «comunicación con ellos desde el momento de la detención. Desconocemos en qué estado se encuentran y dónde. Exigimos al Estado venezolano garantizar la vida e integridad de estos venezolanos que cumpliendo con su labor y hoy se encuentran en condición de desaparecidos. Llamamos a los organismos de protección universal e interamericano a estar alertas frente a estos hechos en un contexto de conflicto interno, entre las fuerzas armadas y grupos armados irregulares FARC».

En 11 días de conflicto en la frontera colombo-venezolana se han registrado una veintena de heridos y dos oficiales del Ejército venezolano han muerto. Además, la cifra de desplazados hacia Colombia ha superado las 6.000 personas, según datos del director de Fundaredes, Javier Tarazona. Por otro lado, el régimen de Nicolás

El conflicto ha tomado relevancia por la aparente presencia de dos disidentes de las FARC, que han sido protegidos por el régimen chavista, y que pretenden tomar el control de La Victoria, una localidad del estado Apure. Pero en su intento, se han encontrado con otro sector que lideran guerrilleros de las FARC que tomaron hace mucho tiempo el control de la zona.



Ver el artículo original

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search