Los científicos dicen que las vacunas Pfizer y Moderna podrían generar una inmunidad duradera

Las vacunas fabricadas por Pfizer-BioNTech y Moderna generan una reacción inmunitaria persistente en el organismo que puede proteger contra el coronavirus durante años, informó el lunes un grupo de científicos.


Los hallazgos se suman a la creciente evidencia de que la mayoría de las personas inmunizadas con las vacunas de ARNm podrían no necesitar refuerzos, siempre y cuando el virus y sus variantes no evolucionen mucho más allá de sus formas actuales, algo que no está garantizado. Es posible que las personas que se recuperaron de COVID-19 antes de ser vacunadas no necesiten refuerzos incluso si el virus realiza una transformación significativa.
«Es una buena señal de lo durable que es nuestra inmunidad proveniente de esta vacuna», dijo Ali Ellebedy, inmunólogo de la Universidad de Washington en Saint Louis que dirigió el estudio, publicado en la revista Nature.


El estudio no incluyó a la vacuna fabricada por Johnson & Johnson, sin embargo, el doctor Ellebedy dijo que esperaba que la respuesta inmunitaria sea menos durable que la que producen las vacunas de ARN mensajero.


«Y va a proteger contra la evolución en curso del virus, lo cual es realmente alentador».
Después de contraer el coronavirus, se forma el centro germinal en los pulmones. Pero después de la vacunación, la educación de las células sucede en los nódulos linfáticos de las axilas, al alcance de los investigadores.
Ellebedy y sus colegas reclutaron a 41 personas, incluidas ocho con antecedentes de infección por el virus, que fueron inmunizadas con dos dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech. De 14 de estas personas, el equipo extrajo muestras de los ganglios linfáticos a las tres, cuatro, cinco, siete y 15 semanas después de la primera dosis.


Ese laborioso trabajo es lo que hace que este sea un «estudio heróico», comentó Akiko Iwasaki, inmunólogo de Yale. Los resultados sugieren que una gran mayoría de las personas vacunadas estarán protegidas a largo plazo, al menos contra las variantes de coronavirus existentes. Pero los adultos mayores, las personas con sistemas inmunitarios débiles y aquellos que toman medicamentos inmunosupresores puede que necesiten refuerzos; Es posible que las personas que sobrevivieron a la COVID-19 y luego fueron inmunizadas nunca los necesiten.
Es difícil predecir con exactitud cuánto durará la protección de las vacunas de ARN mensajero. Si no existieran las variantes que esquivan a la inmunidad, esta podría durar en teoría toda la vida. Pero el virus claramente sigue evolucionando.


«Cualquier necesidad de un refuerzo sería a causa de una variante, no de un declive de la inmunidad», dijo Bhattacharya. «No veo que eso llegue a suceder».

Recurso de Imagen: «RTVE.es»

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search