La propuesta de la joven diseñadora para la Alta Costura guarda el valor del saber hacer y la artesanía

No se pueden lavar y probablemente no sean la mejor opción para ir a la oficina, pero los vestidos luminosos de la diseñadora Clara Daguin son una de las apuestas más rompedoras de la actual edición de la Alta Costura de París.
La francesa ha contado con el programa de experimentación creativa de Google y su sistema «Jacquard by Google», que colabora con artistas de diseño y ciencia para tratar de imaginar las nuevas posibilidades que la tecnología puede poner al alcance humano.Su nueva línea, llamada «Oracle», juega con el universo del tarot y el espiritismo, pues su cableado digital es una especie de lector de manos.«Cuando acercamos la mano al guante el vestido se enciende y, mientras más nos acercamos al guante, más fuerte es la luz», indica Daguin ante las cinco creaciones que ha presentado en esta edición de la Semana de la Moda de París, que acaba este jueves.
La luz de un vestido con volante espiral gira en círculo, aumentando la sensación de hipnosis, mientras que la falda de otro se alumbra en degradado.«Siempre he estado entre ordenadores pero no pensaba en ello cuando era joven, es algo que vino mas tarde. Hice estudios artísticos, después pasé a la moda y fue ahí cuando integré la tecnología», comenta en una entrevista con Efe.
Todo empezó con un pequeño taller del MIT sobre la posibilidad de hacer objetos interactivos, en su caso, unas sillas de Ikea.«Eso me hizo reflexionar y empecé a experimentar en la integración electrónica en prendas», añade.De momento trabaja sola con la ayuda de su padre o, como en este caso, dos ingenieros de Google, y los estudiantes que la ayudan en la confección.«Me gusta la idea de hacer experimentación sobre el cuerpo. No es realmente una prenda que nos ponemos y quitamos, pero funciona bien en videoclips y alfombras rojas», explica la diseñadora, que también ha creado una aplicación para que el cliente puede ver cuál sería el efecto de la prenda puesta.

Recurso de Imagen: «Diario Libre»

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search