Emma Coronel se declara culpable de ayudar a operar el imperio del Chapo

Emma Coronel Aispuro, la esposa del infame narcotraficante mexicano conocido como el Chapo, se declaró culpable el jueves de ayudar a su marido a dirigir su imperio delictuoso global hace casi una década y después de uno de sus arrestos, de apoyarlo para escapar de un penal de máxima seguridad en México.

Coronel, de 31 años, se presentó con un traje verde en la audiencia de una corte federal en Washington y admitió que a partir de 2011 ayudó a su esposo, Joaquín Guzmán Loera, a contrabandear al menos 450 kilogramos de cocaína, 90 kilos de heroína y casi 90 toneladas de marihuana a Estados Unidos.

Coronel también reconoció haber entregado mensajes de Guzmán a un equipo de conspiradores que le ayudaron a escapar del penal del Altiplano, cerca de Toluca, México, en 2015, una huida espectacular que requirió un vagón autopropulsado y un túnel de kilómetro y medio que llegaba hasta la ducha de su celda.

La comparecencia ante la corte, aunque breve, suscita interés en Estados Unidos y en México, en donde Coronel, con doble nacionalidad, sigue siendo un personaje de interés, en parte debido a sus extravagantes hábitos difundidos en las redes sociales. Coronel, presencia constante en el juicio de Guzmán Loera en Brooklyn, hace tres años, a menudo entraba y salía de la corte rodeada de cámaras de televisión, asesores publicitarios y envuelta en perfume costoso.

A pesar de los insistentes rumores en medios de comunicación, el acuerdo de culpabilidad de nueve páginas de Coronel no incluye disposiciones que exijan su cooperación con las autoridades estadounidenses. Si bien hubo una intensa especulación cuando fue arrestada sobre si revelaría los secretos del cártel a los investigadores, no está claro a quién afectaría su cooperación.

Recurso de imagen: «Imer Noticias»

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search