Dado al avance de la variante Delta, hay llamados de volver a usar mascarillas

A lo largo de la pandemia, los cubrebocas han sido una de las medidas de salud pública más polémicas en Estados Unidos, simbolizando la división partidista sobre el papel que debe tener el gobierno sobre las libertades individuales.


Ahora, que una nueva variante del coronavirus se propaga rápidamente por todo el planeta, las mascarillas vuelven a estar en el centro de los conflictos, temores y, por supuesto, de la propagación de la pandemia y las restricciones necesarias para contenerla.


Estas preocupaciones emergen justo después del gran crecimiento de la variante Delta, una forma muy infecciosa del virus que primero se identificó en India y que ya se ha detectado en al menos 85 países. Ahora representa uno de cada cinco casos de contagio en Estados Unidos.
La variante Alpha golpeó a Reino Unido y paralizó al resto de Europa a principios de este año. En Estados Unidos, la Alpha se convirtió rápidamente en la variante dominante a fines de marzo, pero el rápido avance en la vacunación frenó su propagación evitando que el país experimentara un gran aumento de infecciones.


Sin embargo, la variante Delta parece ser más temible. Mucho de lo que se sabe sobre la variante está basado en la propagación en India y Reino Unido, aunque la primera evidencia indica que tal vez es el doble de contagiosa que el virus original y al menos 20 por ciento más contagiosa que la Alfa.


En muchos estados de India y países europeos, la Delta rápidamente sobrepasó a la Alfa para convertirse en la versión dominante del virus. Otros científicos no llegaron a recomendar que las personas con esquema completo de vacunación lleven mascarillas en interiores todo el tiempo pero algunos sugieren que esto es lo apropiado dependiendo de las circunstancias locales, por ejemplo si el virus circula en grandes cantidades o si las tasas de vacunación son muy bajas.


«Deben usarse cubrebocas en espacios cerrados, incluso después de la vacunación, hasta que logremos que todos estén vacunados o exista una vacuna nueva más efectiva contra la transmisión de la Delta», dijo Ravindra Gupta, virólogo de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido.


Incluso ahora, que aproximadamente la mitad de los estadounidenses no están vacunados, una extensa parte del país sigue vulnerable a los brotes del virus y sus variantes.

Recurso de Imagen: «Al Jazeera»

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search